Estamos acostumbrados a poner atención a todos los estímulos externos, pero ¿cuánto tiempo nos tomamos para reflexionar sobre nosotros, nuestro cuerpo, nuestros sentimientos, nuestras necesidades y nuestros deseos?

El masaje es un arte, una ciencia y es conocimiento; es una de las modalidades más antiguas de la medicina como medio para recuperar la salud del cuerpo y el alma.

La salud o bienestar significa mantener el equilibrio de nuestra energía vital, cultivar las fuerzas auto curativas y confiar en ellas para controlar el equilibrio que tanto necesitamos en estos días.

Los beneficios en cuanto a arte posee una parte técnica, viva y por ello en constante cambio y adaptación. Sus beneficios han llegado hasta nuestros días evolucionando desde las técnicas más simples para proporcionar relajación y favorecer “el sueño”, hasta el desarrollo específico de algunas más complejas para aliviar o eliminar dolencias concretas del cuerpo o el organismo, como los dolores del cuello, la espalda, la cintura, y los malestares ocasionados por algún movimiento brusco que hayamos hecho.

Técnicamente, es un método de valoración (mediante la palpación) y de tratamiento manual, aplicado sobre el manto corporal y trasmitido por la presión mecánica de las manos a los diferentes órganos del cuerpo humano. Según la indicación y los objetivos de tratamiento propuestos, se pueden lograr efectos que generan acciones directas y/o reflejas sobre el organismo.

También son extremadamente beneficiosos para la concentración y para mejorar los resultados académicos.

Loryan’s Spa

Engríete hoy… tú lo mereces